Lo siento, pero “NO”

Hace más de 20 años que comencé en las terapias manuales, de todo tipo, y ahora mi consulta diaria es una mezcla de todas ellas. He tenido maestros/profesores muy variados, muy buenos, buenos, mediocres y malos. Pero todo este camino te dota de una experiencia grande sobre el ser humano, sobre como unos necesitan sentirse importantes exponiendo todos sus conocimientos y como otros necesitan de alguien superior a ellos, según su visión, para que les guíe por el camino correcto.

He aquí donde empieza el juego de precios, no se puede pagar por una consulta 200 -300€, nadie se merece estas tarifas y enzima luego les venden un montón de productos, llegando a pagar de 500 a 1000€  por la fortuna de  poder estar en compañía de ellos durante un rato.

Lo siento por los pacientes que necesitan un díos terapéutico que les guíe hacia la salud, pero tengo que avisarles, siempre desde mi punto de vista, que este no existe, nuestra labor es ayudar a encaminar o equilibrar un cuerpo que en un momento dado ha perdido su armonía. Se puede hacer de mil maneras y cada terapeuta tiene la suya, mezcla de sus propias experiencias, de sus miedos, de su estudios, etc…   pero lo importante es intentar ayudar, por que nadie sabe como va a ser el resultado, si cambias a una  alimentación equilibrada el  80% de los pacientes  notan una gran mejoría, si le haces osteopatía lo mismo y con todas las técnicas igual.  No existe un terapeuta, ni una técnica que sean mágicos, el ser humano es muy complejo y hay una gran mezcla de causas que llevan a la alteración del cuerpo.

El terapeuta tiene que mostrar un camino, y por supuesto éste tiene que estar regado de humildad, bondad, agradecimiento hacia nuestros pacientes, que nos enseñan y nos permiten vivir de un trabajo que nos gusta.  La comida si es importante, los suplementos a veces necesarios, pero lo más primordial son nuestras emociones, si eres capaz de llevar una  comida superestricta o de tomar mil cosas naturales para recuperar la salud, pero eres incapaz de saludar a tu vecino, ceder el paso en una rotonda, mirar en tu interior, darle una moneda a un mendigo, o separarte de tu pareja, crees que se te va a quitar la dermatitis, el cancer, lumbago o lo que quieras, mejorarás, quizás si. Pero otra cosa aparecerá.

Las enfermedades, lesiones, etc,… son para hacernos aprender, que cambiemos hábitos, que entendamos que la curación está en nosotros mismos, etc …

Si nuestro comienzo del cambio es pagar un dineral a alguien que nos muestra su superioridad con su tarifa o que nos recomienda que todos los meses tengamos que pasar por sus manos para poder mantener nuestro equilibrio, quizás ellos necesiten un terapeuta que les ayude a moderar su ego y el miedo a no tener dinero.

Si no encuentras la armonía, primero mira hacia dentro y luego, si lo crees necesario, busca a alguien que te ayude pero que NO este subido en el pedestal de , “tengo un don y te lo voy a dejar muy claro”.

 

Share

Ahora toca cuidarse

Las navidades tienen momentos muy bonitos, reuniones familiares, reencuentro con los amigos, días de fiesta, etc… Pero lo malo de todo esto, no por el exceso de un día, sino por la repetición de ellos, es que todo va alrededor de una mesa, en la que por supuesto no estamos colocando verduras, arroz integral y fruta, sino demasiada proteína y demasiados dulces.plato arroz y verdurasl

Lo que comentaba antes, el problema no es comer un día en exceso ni por comer demasiada proteína, cuanto toca hay que hacerlo y disfrutar al máximo de todo. Pero ahora toca limpiar el cuerpo un poco, debemos empezar a comer mucho cereal integral y verdura para que nuestro cuerpo no tenga que trabajar en las digestiones y además la propia comida nos limpie todo el aparato digestivo y nos aporte una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Por supuesto que al hacer esto recuperaremos el peso correcto pero además cada día nos encontraremos mejor y notaremos que nuestro estómago deja de producir aires, acidez y volveremos a disfrutar de las comidas.

Por favor, no volvamos a hacer la dieta mágica del año pasado, que nos hizo perder el peso rápidamente, pero luego nos empezó a fallar la tiroides, se nos cayó el pelo, etc…, para al final recuperar el mismo peso o mas.piramide-alimentare

Aprende a comer de una manera sana y que puedas mantener toda tu vida, que cada día te haga disfrutar de la comida y que sea una fuente de salud no de enfermedad.

Si quieres nosotros te ayudamos, anímate

Aprendiendo a comer

Ahora es buen momento para modificar tus hábitos alimentarios, irás aprendiendo que es bueno comer y reducirás el peso que te sobra y cuando lleguen las navidades, en las que tod@s vamos a hacer excesos, podrás disfrutar comiendo.tofu_frito_con_salsa_kuzu

Si aprendes a comer correctamente durante la mayor parte de tus comidas, luego puedes disfrutar de los días de exceso sin preocuparte del peso, ni de tu salud. Por que luego rápidamente tu cuerpo se regula y alcanza el peso correcto.

Comer correctamente significa comer alimentos que nos den mucha energía pero que no hagan trabajar al aparato digestivo, ni que lo inflame. Esto se nota en cada comida,  no hay hinchazón, ni aires, ni pesadez de estómago.

 

ANÍMATE A  “APRENDER A COMER”, PARA DISFRUTAR COMIENDO.

Share

Galletas de avena

Vamos a ir poniendo todas las semanas, alguna receta con cereales, verduras, legumbres… que seguro van ha ser de vuestro agrado. Vamos a empezar por la receta de unas galletas de avena, que realmente son riquísimas, ya las probareis.

 

Galletas de avena:

A la vez de explicar la receta, os comentaré un poco sobre el ingrediente principal, que en este caso es la avena: es un cereal muy sabroso y un cereal que contiene gluten, muy nutritivo, da fuerza y vigor, estimula el funcionamiento de la glándula tiroides y mejora así la resistencia al frío. Se encuentra en grano y en copos de distintos grosores.avena

En esta receta lo que vamos a usar son copos, a mi me gusta más copos finos, pero si os gustan más los gruesos usarlos, saldrán ricas igualmente. Los copos de avena, son granos de avena previamente cosidos al vapor y laminados en una máquina que previamente aplasta el grano. Allá va la receta:

Ingredientes: 250gr. avena(copos finos), 100gr. de harina integral, 150gr. de azúcar moreno, sésamo( yo pongo un puñadico), 200ml. aceite,150ml.agua, una cucharadita y media de canela molida, lo mismo de nuez moscada,y media cucharadita de levadura en polvo.

Preparación: ponemos el horno a calentar a 200 grados. En un bol grande ponemos todos los ingredientes secos. Añadimos el aceite y removemos para que se vaya uniendo todo. Seguido echamos el agua y lo amasamos bien.

Hacemos bolicas del tamaño de una pelota de pingpong y las vamos poniendo encima del papel de horno, ya puesto en la bandeja del horno. Las aplastamos un poco con la mano teniendo cuidado para que no se peguen entre si.galletas avena

Horneamos de 12 a 15 minutos. Yo cuando pasan los 15 minutos, apago el horno y las dejo que se vallan enfriando allí mismo. Ya veréis el resultado. Bonito hacerlas, bonito comerlas.

 

Share

Adelgazar sí, pero comiendo sano

Ayer fui a casa de una amiga y me comentó que había empezado una nueva dieta, durante una semana realiza 5 comidas al día, pero todas ellas, son un  sobre que el dietista, en este caso médico, le ha vendido, y tres de esas comidas las acompaña de verduras.piramide-alimentare

Cuando termine la semana, tiene que comer parecido, pero sustituye los sobres por unos batidos proteicos.

El papel que me enseño con la información de sus comidas es el mismo para todo el mundo. Y por supuesto, el precio de la consulta era muy caro y el de los sobres ni comentar.

Esta convencida de que va a perder peso, que lo hará, pero aproximadamente será la decimoquinta dieta que hace, todas con el mismo resultado. Pérdida de peso, ansiedad, malestar, astenia, otras patologías propias del exceso de proteínas, de la falta de minerales y de la falta de hidratos en su dieta. Y por supuesto, con el tiempo, el mismo resultado, recuperación del peso y algún kilo de más.

Yo, por un lado culpo a los profesionales, los pacientes ponen toda su esperanza en ellos. Pero por otro lado, veo que la sociedad funciona así, pide recompensas sin esfuerzo, la gente quiere adelgazar sin realizar sin ningún tipo de esfuerzo, quiere resultados rápidos y que no le cambien demasiado sus hábitos.

Pero por suerte, la naturaleza no es así, y el león que no quiere cazar se muere.

Si necesitas perder peso, tendrás que pensar en cambiar tus hábitos de vida, buscar a alguien que te enseñe a comer, y que la comida que realices sea para el resto de tu vida, por que es sana y te aporta salud.alegria

Igual tienes que aprender a ir al hiper y no comprar galletas, igual tienes que aprender a decir que no, aunque este en la mesa. Igual tienes que ir a pasear en vez de ver la tele, igual tienes que aprender a disfrutar de cocinar, igual tienes que aprender que el arroz integral es lo más barato y más sano de las comidas, igual tienes que hacer el esfuerzo de pagar a un profesional para que te guíe y dejar de hacer las dietas de las revistas o de los vecinos.

Pero lo importante de todo esto, es que si haces cambios, estas poniendo tu esfuerzo en recuperar la salud, estas ganando autoestima porque estas aprendiendo a decir que no, aprenderás a comprar y a exigir que el producto que compras sea sano para tu cuerpo y no lleve venenos.

Lo normal es que también adelgaces, pero no volverás a recuperar el peso y además tendrás la satisfacción de que lo has logrado tú, con tu comida diaria, disfrutarás aprendiendo nuevas recetas y degustando nuevos alimentos. Pero sobre todo cada día verás que tienes mejor cara, más felicidad, más agilidad, más energía, etc…

ANÍMATE Y ESTA VEZ EMPIEZA BIEN, EL ESFUERZO TIENE SU PREMIO

Share

Cómo cocinar el arroz integral

arrozEn macrobiótica se recomienda comer mucho cereal, ya que está lleno de vida, son granos enteros, como salen directamente de la naturaleza y contienen un montón de vitaminas y minerales, en las proporciones perfectas para poder asimilarlos por nuestro aparato digestivo.

El arroz integral es uno de los cereales que más se come, y  debes hacerlo varios días a la semana, nosotros comenos 3-4 días mínimo. Pero puedes hacerlo todo a la vez y luego guardarlo en la nevera.

Nosotros usamos la olla a presión.  Ponemos el arroz con el doble de agua y un poco de sal y aceite.

El tiempo de cocción es 45 minutos, lo que buscamos es que el alimento este bien cocido, para que a nuestro aparato digestivo no le cueste hacer la digestión  y la asimilación de nutrientes sea la mayor posible.

Cuando queremos comerlo lo mezclamos normalmente con verduras que acabamos de preparar, pero ahí ya cada uno puede elegir lo que más le guste.

Si lo quieres preparar en olla normal es el mismo tiempo pero tienes que tener más cuidado con el agua, 4 veces la cantidad del arroz ya que se evapora mucho.

ADVERTENCIA: El arroz integral que comas debe ser ecológico, sino te estarás comiendo todos los productos (herbicidas, insecticidas y fungicidas) que hayan usado en su producción.

 

Share

No hagas dieta, aprende a comer

galletas avenaSi adelgazaste para el verano, pero ya has empezado a recuperar los kilos que perdiste, es que no aprendiste a comer bien.
La alimentación que lleves, tiene que mantenerte en tu peso ideal y además hacerte que te sientas fuerte y sano/a.
En Silan te enseñaremos a comer de otra manera, disfrutarás y te sentirás lleno/a de energía. Te será difícil dejar de comer así.
Y si ya comes de una manera sana y te alimentas de productos integrales y ecológicos acércate a nuestra tienda por que obtendrás importantes descuentos en los productos más habituales y además siempre tenemos nuestra tarjeta cliente con un 8% de descuento.

Share

Lo bueno tiene un precio

multivitaminicos

Hoy tenía un rato libre y he estado curioseando, un poco, foros de deportistas que hablasen de multivitamínicos.

Aunque parezca mentira, hay gente que aún sigue pensando que alguien regala algo en este mundo. El precio de las vitaminas y minerales puede variar mucho de unas marcas a otras, pero ninguna que haga algo  de calidad puede tener un precio supereconómico, eso no existe. La elaboración de los productos varia mucho de unos a otros, pero esto lo que trae consigo es la diferente asimilación de estos por nuestro cuerpo. Puedes comprar algo barato, pero que luego el cuerpo tira un 80% o algo bueno que aprovecha el 80%.

Hay que fabricar los complementos de la manera que mejor los asimile el cuerpo, que la proporción de cada uno con respecto a los demás sea la correcta y que la cantidad sea suficiente. Esta claro que todo esto tiene un precio.

Yo cuido mi alimentación, pero también suelo tomar complementos, según las estaciones o si hago más deporte o menos. Lo que “no” hay que hacer es comer mal y luego comprar un montón de suplementos, eso no tiene lógica y es un gasto tonto.

Si te notas un poco flojo, por los cambios estacionales o por que estas haciendo más deporte. Yo si que te aconsejo que tomes algún suplemento, que sea durante un tiempo y de calidad. Gastarte entre 15 y 25 euros una vez al año no es caro, por lo que no tires tu dinero.

 

Share

La macrobiótica en XLSEMANAL

Interesante artículo en XLSEMANAL sobre la MACROBIÓTICA,
ricos y famosos se están aficionando a ella.
Recomiendo leerlo.
Por nuestra parte agradecer a nuestro nutricionista y asesor macrobiótico
Fran Goicoa por habernos introducido en ella y por compartir con nosotros
sus 20 años de experiencia en alimentación, son un lujo del que podéis
disfrutar solo con acercaros a Silan y pedir cita con él.
En la foto en una de sus charlas en Estella-Lizarra, en este caso con las
jugadoras del antiguo Itxako.
Foto: Interesante artículo en XLSEMANAL sobre la MACROBIÓTICA, ricos y famosos se están aficionando a ella. Recomiendo leerlo.
Por nuestra parte agradecer a nuestro nutricionista y asesor macrobiótico Fran Goicoa por habernos introducido en ella y por compartir con nosotros sus 20 años de experiencia en alimentación, son un lujo del que podéis disfrutar solo con acercaros a Silan y pedir cita con él.

En la foto en una de sus charlas en Estella-Lizarra, en este caso con las jugadoras del antiguo Itxako.
Share

Comienzan las dietas

Me sorprendo cada día explicando nuevamente a algún cliente como funciona el cuerpo y la influencia de las comidas en él. Tanto nuestro nutricionista, Fran Goicoa, como yo, solemos comentar lo irracional del asunto, ambos comenzamos en este mundo hace 20 años, y desde el primer día sabemos que hay que comer todo integral, que la leche de vaca da problemas, etc… pero cada vez que explicamos todo esto a alguien que lleva años con problemas de estómago, que incluso no puede comer muchas cosas que son consideradas como sanas, se quedan asombrados e incluso son reacios a hacer cambios.

Ahora, después de las navidades e incluso ya, con una mirada en el verano, la gente se anima a hacer dietas y nosotros volvemos a quedarnos asombrados. Vuelven a mal comer durante un tiempo para perder unos kilos y verse más delgad@s. Cuando consideran que ya han perdido los kilos suficientes vuelven a su comida normal.

Todo esto no tendría ninguna importancia si las caras de esas personas mostrasen salud, pero resulta que suele ser todo lo contrario, rápidamente se lanzan a la compra de vitaminas y minerales por que están débiles. Se enferman, pero la culpa no es de ell@s sino del tiempo, etc.. y si este proceso se repite varios años resulta que ya no adelgazan si no que cada vez engordan más y luego empiezan con problemas de tiroides pero nuevamente ell@s no tienen nada que ver,  si no que la culpa es de esa “mala glándula” que es una vaga.

Nosotros no aconsejamos hacer dietas pero si aprender a comer,  no para dos meses sino para toda la vida. Solo en casos extremos, por ejemplo un cancer, hay que hacer una comida mucho más estricta que tendrá un momento de inicio y un final. Pero la base siempre tiene que ser una alimentación que puedas mantener en el tiempo.

En nuestro caso usamos la macrobiótica como modelo de alimentación y disfrutamos tanto alimentandonos así, como guiando a nuestros clientes en su iniciación a ella.

Yo no se si la cara es el reflejo del alma pero lo que si tengo claro que es el reflejo de lo que comemos.

Michel Vicente

Share