¿Para qué sirve ir al psicólogo?

Todos vamos al fisioterapeuta con naturalidad y no nos quedamos esperando a que una contractura mejore con el tiempo. Tenemos un problema y buscamos una solución.

Sin embargo, con el psicólogo esto sí que ocurre. Aguantamos, le quitamos importancia y pensamos que es una mala racha. Y mientras tanto, los problemas se enquistan, se agravan y sufrimos mucho nosotros y las personas de nuestro alrededor.

¿Qué nos ocurre cuando pasamos por situaciones difíciles?

Son momentos en los que tus emociones te desbordan y no sabes qué hacer. En los que tienes incertidumbre sobre tu recuperación, preocupaciones y tristeza que te impiden hacer tu vida normal.

Necesitas ayuda. Un apoyo para avanzar y no quedarte estancado/a en una situación que no quieres. Una situación sin bienestar y sin salud. Todas estas son situaciones que se pueden superar con la ayuda de un psicólogo.

¿Qué se hace en una sesión de psicología?

Es un espacio seguro para hablar y desahogarte, sin que en ningún momento te juzguen. Pero es mucho más que eso.

Mi trabajo es ayudarte a aclarar, analizar y superar las dificultades que estás teniendo en tu vida:

-Aclarar porque cuentas con la escucha y comprensión de una persona profesional para ayudarte a ordenar y a entender lo que sientes.

-Analizar porque buscamos los antecedentes y las consecuencias de lo que te está ocurriendo y cómo influye en tu malestar lo que piensas, sientes y haces.

-Superar tus dificultades al aprender a regular tus emociones y a utilizar herramientas que te permitan expresar tus necesidades ante los demás mientras cuidas de tus relaciones y de ti mismo.

Entonces, ¿para qué sirve ir al psicólogo?

Ir al psicólogo sirve para ayudarte a realizar pequeños cambios en aquellos aspectos de tu vida que te generan malestar. Pequeños cambios más fáciles de hacer y más duraderos en el tiempo que las grandes transformaciones. Pequeños cambios que, al final, son los que llevan a buenos resultados.

Anímate y prueba, llámanos para saber más.

Share
Publicado en Recomendaciones del mes.

Deja un comentario