Comienzan las dietas

Me sorprendo cada día explicando nuevamente a algún cliente como funciona el cuerpo y la influencia de las comidas en él. Tanto nuestro nutricionista, Fran Goicoa, como yo, solemos comentar lo irracional del asunto, ambos comenzamos en este mundo hace 20 años, y desde el primer día sabemos que hay que comer todo integral, que la leche de vaca da problemas, etc… pero cada vez que explicamos todo esto a alguien que lleva años con problemas de estómago, que incluso no puede comer muchas cosas que son consideradas como sanas, se quedan asombrados e incluso son reacios a hacer cambios.

Ahora, después de las navidades e incluso ya, con una mirada en el verano, la gente se anima a hacer dietas y nosotros volvemos a quedarnos asombrados. Vuelven a mal comer durante un tiempo para perder unos kilos y verse más delgad@s. Cuando consideran que ya han perdido los kilos suficientes vuelven a su comida normal.

Todo esto no tendría ninguna importancia si las caras de esas personas mostrasen salud, pero resulta que suele ser todo lo contrario, rápidamente se lanzan a la compra de vitaminas y minerales por que están débiles. Se enferman, pero la culpa no es de ell@s sino del tiempo, etc.. y si este proceso se repite varios años resulta que ya no adelgazan si no que cada vez engordan más y luego empiezan con problemas de tiroides pero nuevamente ell@s no tienen nada que ver,  si no que la culpa es de esa “mala glándula” que es una vaga.

Nosotros no aconsejamos hacer dietas pero si aprender a comer,  no para dos meses sino para toda la vida. Solo en casos extremos, por ejemplo un cancer, hay que hacer una comida mucho más estricta que tendrá un momento de inicio y un final. Pero la base siempre tiene que ser una alimentación que puedas mantener en el tiempo.

En nuestro caso usamos la macrobiótica como modelo de alimentación y disfrutamos tanto alimentandonos así, como guiando a nuestros clientes en su iniciación a ella.

Yo no se si la cara es el reflejo del alma pero lo que si tengo claro que es el reflejo de lo que comemos.

Michel Vicente

Share
Publicado en Macrobiótica.

Un comentario

  1. Hola. Yo acudí a silan porque con 25 años ya tenía problemas de estomago y digestiones. Primero con michel, para que indagara un poco en que era lo que fallaba, y luego con fran. Había gran cantidad de alimentos que mi cuerpo no toleraba y mi estomago no digería bien. Gracias a la dieta, muy cómoda, y completísima que me puso fran empece a notar mucha mejoría en todos los sentidos, y me ha ayudado a combinar los alimentos y a llevar una alimentacion sana, equilibrada y muy completa. Este es mi caso, y lo recomiendo a todo el mundo.

Deja un comentario